El diputado Sebastián García De Luca visitó Saladillo

El legislador nacional que fue vice ministro del Interior de la Nación durante el gobierno de Mauricio Macri, realizó una visita a nuestra ciudad en la cual se reunió con dirigentes de Juntos por el Cambio y del Pro a nivel local. Asimismo compartió un encuentro con el intendente José Luis Salomón, quien le dio la bienvenida a Saladillo y recordó que junto al ex viceministro trabajaron en obras de gran relevancia en la ciudad como fue el Plan Hábitat para el barrio 31 de Julio que fue inaugurado en 2018. El mandatario manifestó que gracias a esta importante inversión pudieron resolver muchas de las problemáticas que este barrio tenía desde hace muchos años, como el desagüe pluvial, cloacas, gas natural, cordón cuneta y el NIDO.
Por otro lado, recordó también la renovación del centro histórico de la ciudad y el pavimento para el sector del CURS, todos financiados con recursos nacionales. Salomón destacó que esta fue una rica experiencia que les tocó vivir dentro de la gestión. “Cuando nos dan una mano desde el gobierno nacional y provincial, siempre somos agradecidos”, afirmó.
García De Luca aseguró que en el barrio 31 de julio de Saladillo se ejecutó la obra más importante que el ministerio realizó en la provincia, y aseguró que se siente muy contento de volver a recorrer estas obras que, aseguró, es muestra de “que la política no es un conjunto de reuniones de dirigentes sino que tiene su efecto concreto”.
En lo político, el diputado manifestó que el espacio que integra, encabezado por el ex titular la Cámara de Diputados Emilio Monzó, “es parte fundacional de Juntos por el Cambio” y que por ello se mantienen dentro del mismo de cara a lo que serán una elecciones legislativas que consideró decisivas ya que la legislatura nacional “quizás es el único lugar que queda para poner frenos institucionales a muchos proyectos del gobierno”.
“Se pone en juego el modelo de país. El gobierno mostró una tendencia hacia la kirchnerización, que es distinto al mensaje que dieron en las elecciones de 2019, que era más moderado y más cercano al peronismo clásico”, dijo.
Y agregó: “Dentro de Juntos por el Cambio lo que nos diferencian son cuestiones de fondo sobre cómo resolver los problemas de Argentina. Nuestro país debe avanzar inevitablemente hacia acuerdos concretos que se puedan plasmar en políticas de Estado”.
En ese sentido afirmó que la grieta no representa una forma de política destinada a avanzar hacia adelante, pero si “quizás sirva para que algunos dirigentes ocupen un lugar o tener una rentabilidad electoral”.

“En la Provincia necesitamos dirigentes que la conozcan, la sientan, que busquen los cambios concretos. No es un tema en contra de los porteños sino de darle un cambio al lugar donde uno vive y siente”, afirmó.
Por último, García De Luca se refirió a su trabajo en el Ministerio del Interior, junto a Rogelio Frigerio, asegurando que “manejamos posiblemente el ministerio más grande e importante de la Nación, en cuanto a presupuesto”. También agregó que si bien mantiene un buen dialogo con el actual ministro Eduardo De Pedro pese a sus diferencias políticas, hoy ve a la cartera nacional más abocada a migraciones o a tareas de seguimiento financiero de las provincias.