¿CONDICIONAMIENTO O CONFINAMIENTO?

Libertad ¿qué es? Y ¿Cómo podemos sentirla?
Según la RAE la libertad es la facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.
En esta oportunidad decidí preguntarle a un grupo de personas acerca del significado de la libertad, partiendo de dos preguntas ¿para vos qué es la libertad? Y ¿Qué es lo que te hace libre como persona?
«Para mi la libertad es poder expresar, sentir y vivir sin yugos impuestos, sean dogmas políticos, religiosos o de otra índole. Lo que realmente me hace sentir libre es no pensar en el pasado y vivir como si no hubiera un mañana.» Marcos.
«Que se cumplan los derechos sobre todo, eso es libertad. Podes lastimar, y hacer lo que quieras, pero…no está en su derecho porque estás dañando a alguien más. No se, también siento que la libertad la puede limitar el individuo. La culpa es lo que más te limita la libertad, así que creo que cuando dejas esa culpa estás libre. O el sentimiento de no hacer lo correcto, sentirte atrapado, fracaso, decepcionar, etc.» Blake.
«La libertad es poder «ser “sin condicionamientos culturales, económicos y sociales. Decidir qué hacer y cómo ser» Silvina.
«Para mi la libertad es demostrar sin prejuicios mi forma de ser y de vivir. Lo que me hace sentir libre es viajar, militar, mis pensamientos y convicciones de la manera que quiero y siento» Alfonsina.
«Quizás el hecho de poder expresarnos u opinar sin miedo a que nos callen, a mí me hace sentir libre el poder expresarme sin problema alguna y el hecho de que hoy en día nos juzguen por apariencia, sexo o color no es de total libertad que digamos» Camila.
«La libertar es poder hacer y pensar lo que uno desea, sin límites físicos ni psicológicos. Me hace sentir libre querer, sentirme querida, hacer las cosas que me hacen feliz, con gente que también es feliz haciéndolo. Y relacionó la libertad con lo colectivo también.» Bianca.
«Es algo q pondero, Libertad para decidir. Nacimos condicionados pero ser conscientes de esto nos permite revisarlas. Me hace libre la comprensión del otro. El amor.» Mariana.
«Si lo reflexiono más te puedo decir que capaz tiene que ver con ser consciente de esos condicionamientos e imposiciones y a partir de eso tomar las decisiones. A mí lo que me hace libre es liberarme de esos condicionamientos , olvídame de lo que van a pensar de mi o «lo que puede pasar si…» . Para mi mis condicionamientos son mis miedos e inseguridades, y cuando más me enfrento y me planto a mis propios condicionamientos, más cerca estoy de alcanzar mi libertad» María Paz.
Claramente cada persona es un mundo y tiene una perspectiva diferente, pero todos coinciden en algo y esto me ayudó a comprender que la libertad es algo condicionado. Como a partir de ciertos límites nos hace libres pero a la vez presos del otro o mejor dicho bajo el ojo crítico.
Si bien la libertad es poder pensar y actuar de acuerdo a los deseos, lo interno, eso no quiere decir que sea sin límites, ya que somos una sociedad y debemos cuidarnos entre todos. Lo que uno hace condiciona al otro, la gran diversidad que nos atraviesa con la libertad y como es también algo tan individual.
Con la llegada del Coronavirus toda la sociedad se volvió un remolino de emociones, vivimos del recuerdo de aquella «Libertad» que supuestamente teníamos, todos están deseando que se rompan las cadenas del encierro ¿Será esto cierto? Mejor dicho ¿de qué hablamos cuando nos referimos a libertad?
Antes de la pandemia no pensábamos en esto, pero ahora es un deseo colectivo y esto es porque somos conscientes o inconscientes de que nos sentimos privados de ella.
Como vivimos encadenados a la imposición y límites o mejor dicho como vivimos bajo la mirada del otro, seamos realistas vivimos en un caos que arde y va aumentando con los días.
El mundo arde y es por esto, el comprender que este incendio colectivo no se apaga porque dejemos de mirarlo.
Es entonces que se comprende que vivimos en el condicionamiento constante ya sea por la mirada del otro, como por nosotros mismos, privándonos de ser libres ¿Por qué será que siempre vivimos de la idealización del que pasaría si nos atreveríamos? Atrevernos a romper las normas imaginarias que nosotros mismo nos imponemos por la mirada ajena de aquel juez imaginario que es el otro.
Esta cuerda floja que es la libertad, a tal punto que nos marca en cada paso que damos por miedo a caer en el otro.
Tal vez no es que no sabemos lo que es, porque es muy diversa, pero al vivir en una sociedad tan crítica y prejuiciosa intentamos esconder este conocimiento tan propio, esta cuestión que se debe trabajar todos los días ya que es nuestra responsabilidad aquellos actos que realicemos, aunque existen las limitaciones por ejemplo cuando nos juzgan están evaluando aquel deseo tan propio que sale cuando queremos simplemente ser.
Actualmente todos quieren ser libres de la condena, ¿Pero hasta que punto? Los nuevos replanteamiento que surgieron, a partir del encierro. Tal vez antes nadie se replanteaba lo que es la libertad, puede ser porque no se sentían libres antes de esto.
Por mi parte creo que la libertad nunca termina de ser absoluta, muchas veces somos nosotros mismos nuestros propio bloqueadores, el poder ejercer la libertad, a pesar de las limitaciones y diferencias que algunas sociedades tienen entre sí, es uno de los grandes privilegios del mundo moderno. Así que creo que es momento de romper aquellas cadenas y empezar a ser y replantearse ¿soy realmente libre?
Por:Carolina Dadone