CES Energía denunció el hecho vandálico en de un equipo de la red de distribución.

En la madrugada del martes personal de CES Energía detectó la rotura de un transformador de 100 Kva afectado al servicio en las inmediaciones de Av. Frocham y Quito Martinez, en el predio del fideicomiso denominado “Portal de Frocham”.

Según comentaron los técnicos el equipo fue derribado de su soporte para, una vez desarmado, sustraerle el bobinado de cobre que posee en su interior. Si bien con la caída el equipo sufrió daños, la rápida acción del personal de guardia de CES Energía impidió que los delincuentes pudieran concretar su cometido.

Dado que a principios del mes de diciembre del año pasado se produjo un hecho de este tipo en la localidad de Del Carril, preocupa la situación a la conducción de la CES, por lo que “se ha solicita a los vecinos de Saladillo que ante movimientos extraños de personas que no estén realizando tareas de reparación en la vía pública y manipulen cables de energía, se notifique inmediatamente a la guardia”. Quienes roban energía o equipos de distribución “no sólo afectan la calidad del servicio, también se exponen a graves accidentes poniendo en peligro la vida de los demás, al tiempo que se arriesgan a severas sanciones económicas y legales”, explicó el presidente de la CES Carlos Lattasa.

Desde CES Energía se pidió a la comunidad que se informe al teléfono 430030 o a la policía, si extraños a las tareas de reparaciones impulsadas por la Cooperativa intentan robar cables.