Miles de hinchas de River festejaron los dos años del triunfo en Madrid con una caravana

Se cumplieron este miércoles dos años de la final contra Boca de la Libertadores 2018 y no faltaron los homenajes.

El 9 de diciembre ya se puede considerar como una fecha patria para River. O como una Navidad. A dos años de la conquista deportiva más importante del club, de aquella final trascendental para el fútbol argentino, sudamericano y hasta mundial, que se definió en el Santiago Bernabéu de Madrid, en la que el equipo de Marcelo Gallardo venció a Boca, el eterno rival, con goles de Lucas Pratto, Juan Fernando Quintero y Gonzalo Martínez, los hinchas de River coparon la ciudad. Miles y miles de fanáticos se sumaron a una caravana que arrancó en el Obelisco y terminó en el Monumental. Tanto que, según cálculos de los organizadores, habrían desfilado cerca de 150 mil personas.

Ni la pandemia pudo frenar tanta pasión, tanto que hay cierto temor porque consideran que no sólo las bombas de estruendo pueden haber hecho ruido, sino que la concentración de gente puede dejar otra bomba por estallar: la sanitaria. Especialmente porque muchísimas personas se sumaron a las ya previstas, que habían salido del Obelisco, a la altura de la Facultad de Derecho.

Tan es así que fue imposible mantener el distanciamiento adecuado y resguardar las medidas sanitarios como se había pedido. Es que los hinchas no solo se trasladaron en micros, camionetas, camiones, combis, autos, motos, bicicletas o cualquier otro rodado, sino que también lo hicieron a pie.

Y en el Monumental esperó otra multitud a puro canto, con banderas, bengalas, como si estuvieran en la tribuna en medio de un partido copero. Como era de esperarse, el cantito más entonado fue «el que no salta, murió en Madrid».

Como pasó el 25 de mayo de 2001 en la caravana de los 100 años; o el 8 de octubre de 2012 con la bandera más larga del mundo, River volvió a copar la ciudad. Buenos Aires se tiñó de rojo y blanco. Como sucedió el 9 de diciembre de 2018. Como ocurrió en tantos festejos de campeonatos y copas.

Pero esta vez, la concentración no quedó en el Obelisco. Se multiplicó por las calles como las veces mencionadas de 2001 y 2012.

El punto inicial fue en el Obelisco pero ya antes de las 19, la hora señalada para arrancar la caravana, la 9 de Julio circulaba a paso lento desde la intersección con la Avenida San Juan en dirección a la Avenida del Libertador. La Policía de la Ciudad diagramó un operativo especial junto a los agentes de tránsito. Los vehículos seguían llegando y la caravana se hacía cada vez más larga y a paso de hombre.

“Gracias, por esa alegría de ganarle a Boca, de salir campeón”, se gritó con fuerza. Y todos los cánticos estaban dedicados al eterno rival que se preparaba para jugar contra Inter de Porto Alegre en la Bombonera.

El ruido de bocinas y de pirotecnia se mezclaban. Explotaban bombas de estruendo y bengalas de humo de colores rojos y blancos, fuegos artificiales y los “tres tiros”.

La primera fila estaba ocupada por micros de filiales, movimientos y agrupaciones del club. Detrás, un enorme camión con la cara de una gallina inflable en su frente. Y arriba un hincha con la banda roja sobre el peco y la réplica de la Copa Libertadores en sus manos.

La caravana continuó por Avenida del Libertador y siguió por Avenida Figueroa Alcorta hasta llegar al Monumental.

En las puertas del estadio se habían congregado mucha gente esperando la caravana como si llegaran los jugadores. Había banderas colgadas. “Que la gente crea”, decía una de ellas en alusión a la frase que popularizó Gallardo antes de la dramática semifinal de vuelta contra Gremio, en la que River consiguió la clasificación a la histórica final. Es decir, el pasaje a la gloria eterna. “Gracias jugadores y cuerpo técnico”, rezaba un pasacalles colgado en la puerta del club. Lo firmaba “La gente de River”. Y en otro, dedicado a Boca se leía: “Mi mayor alegría es tu peor desgracia”.

Así, con una caravana que surgió desde el ingenio popular de la propia gente de River y que se difundió por redes sociales y grupos de WhatsApp, los hinchas festejaron el segundo aniversario de la gesta de Madrid. Como lo harán cada 9 de diciembre, esa fecha que en el calendario ya está pintada de rojo y blanco.

Fuente: Clarin.com