Los periodistas de Saladillo celebraron su día

Como cada 7 de junio los hombres y mujeres que ejercen el periodismo en Saladillo celebraron su día y participaron del acto oficial ofrecido por la Municipalidad en la mañana de ayer.
Primeramente los periodistas locales fueron agasajados en el Salón Sesquicentenario del Palacio Municipal con un desayuno de camaradería donde acudieron el intendente José Luis Salomón, funcionarios municipales, concejales y los veteranos de Malvinas Juan Carlos Ruviera y Guillermo Ni Coló.
Luego todos se trasladaron a la plaza principal para el acto oficial, frente al busto que recuerdo a Mariano Moreno, héroe revolucionario y fundador de “La Gazeta de Buenos Ayres” que fue el primer periódico patrio. Allí se dejó una ofrenda floral y se escucharon discursos.
El periodista Marcelo Claussel aprovechó el momento para rendirle homenaje a José Luis Cabezas, el fotógrafo de Noticias que fue brutalmente asesinado hace muchos años en un caso emblemático, y criticó el cierre de la agencia Télam, el despido de sus trabajadores, el incierto futuro de Televisión Pública y Radio Nacional, y la precarización laboral de muchos periodistas.
“Empresarios y amigos del poder que toman a periodistas por dos mangos, nos ha pasado. La ciudad de La Plata se quedó sin corresponsalías. ¿Qué está pasando realmente con la libertad de prensa?”, dijo.
Por su parte el profesor y licenciado en Historia, Hugo Quinterno, habló sobre su investigación en la cual busca rescatar la labor del periodista local Orlando Sanguinetti, quien dirigió el diario Las Noticias entre 1927 y 1960.
“Siempre hay una prensa que dice lo que el poder quiere escuchar, pero por suerte siempre ha habido una prensa que dice lo que las autoridades no desean escuchar. Hubo épocas donde fue más fácil y otras más difícil, pero es muy bueno”, afirmó.
En su discurso, el intendente Salomón afirmó que desde el inicio de su gestión han querido siempre convivir en un esquema de trabajo entre la gestión pública y el periodismo, donde “no de debe poner mal cuando alguna cuestión no sale como uno quiere y como el periodismo protesta y plantea”. Insistió en que lo peor que puede pasar es no escuchar al que piensa distinto, y que el periodismo de Saladillo ha tratado de garantizar que todos sean escuchados.
“No tiene sentido un periodismo afín absolutamente a la gestión pública ni tampoco absolutamente enemigo. Cuando uno atraviesa los medios nacionales, donde nos invaden demasiado y contamina la forma de pensar y actuar, se puede advertir quien está a favor o en contra de la gestión pública, y la verdad es que no construye”, dijo.

Compartir esta noticia