De Kenia a Mar del Plata, la increíble odisea de una semana de Belén Casetta: “Fue una película de terror”

La atleta marplatense le cuenta a Clarín cómo fue su prolongado regreso desde el lugar en el que se entrenaba para los suspendidos Juegos de Tokio 2020 hasta la cuarentena en su ciudad.

No hay nada como volver a casa. Los aromas se sienten al instante. El lunfardo, el “che”, el “vos” y hasta el “hola, máquina” hacen tocar tierra firme después de un viaje al exterior. Sin embargo, lo primero que vio Belén Casetta al bajar del avión en Ezeiza fue bien distinto. “Parecía una película de alienígenas. El aeropuerto estaba vacío y el personal estaba cubierto de pies a cabeza, con guantes y máscaras. Como si fueran médicos esterilizados y protegidos para entrar a un quirófano”, describe la estudiante de Medicina ya desde su Mar del Plata natal. Así terminaba una semana de novela para la atleta olímpica y finalista mundial en 2017. “Una auténtica película de terror”, como le dice a Clarín.

Después de un mes de entrenamientos intensivos en Kenia, con un promedio de 160 kilómetros por semana en la pista y en los caminos agrestes de Iten, la cuna de los maratonistas de ese país, la pandemia del coronavirus ​llevó a Belén a vivir los siete días más vertiginosos de su vida.

Video:

https://api.vodgc.net/player/custom/manifest/publisherId/3/content_id/907541?default_quality=480P

Fuente: Clarin