Saladillo festejó sus 157 años de vida y el bicentenario bonaerense

Saladillo conmemoró ayer 157 años de su fundación en una celebración especial en la que también se celebraron 200 años de la declaración de la autonomía de la provincia de Buenos Aires. Los actos de celebración fueron organizados por la Municipalidad de Saladillo, aunque fueron más bien sencillos debido a la pandemia del Covid-19.
La ceremonia inició con el izamiento de la bandera en el mástil central de la Plaza Principal y la entonación del Himno Nacional
El discurso estuvo a cargo del presidente del Concejo Deliberante, Alejandro Armendáriz, en ausencia del intendente José Luis Salomón quien estaba en aislamiento preventivo por contacto estrecho de un caso sospechoso de Covid-19.
En su alocución el concejal recordó a aquellos fundadores de la ciudad, sobre todo al ministro Mariano Acosta, y a los primeros pobladores de esta ciudad, afirmando que esos primeros pasos fueron recogidos por muchas generaciones que siguieron trabajando por la ciudad.
“En estos momentos de crisis puede surgir lo peor del ser humano como el egoísmo y la irracionalidad. Por otro lado la esperanza de personas que se entregan a la sociedad y trabajan con solidaridad y esfuerzo”, afirmó. Con ello Armendáriz quiso agradecer y felicitar la labor de todos los que de alguna u otra manera colaboraran en el esfuerzo de esta emergencia sanitaria, desde los voluntarios hasta el personal médico.

Tras estas acciones, en el Palacio Municipal se descubrió una placa recordatoria por el Bicentenario de la declaración de autonomía de la Provincia de Buenos Aires, ocurrida el 16 de febrero de 1820. El cura párroco Alejandro Boudgouste expresó unas palabras de memoria por quienes trabajaron en la construcción de esta ciudad y posteriormente elevó una oración religiosa.
Marcos Macagno, concejal del bloque Juntos por el Cambio, dijo en su discurso que Buenos Aires tiene un gran potencial su producción agropecuaria, su enorme extensión, las riquezas de su suelo y el trabajo de sus industrias. Asimismo mencionó a los inmigrantes que arribaron a estas tierras para hacer grande al país y a la provincia.
“La provincia de Buenos Aires es el potencial que tiene nuestro país, pero con un rasgo distintivo por su gente, su producción y su progreso. Ese espíritu de superación que tenemos los saladillenses hace que la ciudad sobresalga del centro de la provincia”, aseguró.
El intendente Salomón, quien estuvo presente desde su casa a través de un televisor por videoconferencia, felicitó a los saladillenses por este nuevo aniversario de la ciudad y también por el bicentenario provincia, recordando que “es en la provincia de Buenos Aires de quien nació este pueblo”.
Afirmó que para los primeros pobladores fundar una ciudad era fundar un horizonte, confiar en la responsabilidad de un pueblo, de hombres y mujeres que estaban dispuestos a darle a Saladillo lo mejor de sí para generar un pueblo pujante como el que hoy existe.
“No hubo ningún argentino que no haya podido arribar a esta provincia tratando de buscar un futuro, aun sabiendo que se le complicaba la vida para subsistir. Buenos Aires siempre fue generosa y tal vez por eso es la que más problemas tiene y que a veces le resulta imposible resolver”, afirmó.