Padres entregaron petitorio por las clases presenciales

El grupo de padres organizados por el retorno a las clases presenciales volvieron a reclamar a las autoridades educativas distritales, mediante un bocinazo que recorrió las calles de la ciudad y frente a la Jefatura Distrital de Educación, a donde entregaron un petitorio.

“Saladillo acompaña el reclamo de los padres, el crecimiento del apoyo a los padres es exponencial. Estamos muy agradecidos y agradecidos de sentir que a la gente también le importa la educación”, afirmaron los padres participantes en la protesta. Además de entregar el petitorio como padres organizados, afirmaron que también hay padres que decidieron entregarlo personalmente.
El pedido concreto que realizaron a las inspectoras es que “ellas sean la voz de todos los padres de Saladillo y que la educación se separe de las fases epidemiológicas”.

“No puede ser que las escuelas estén atadas a las fases epidemiológicas donde permiten que todo esté abierto, menos las escuelas. Pedimos la modificación del plan jurisdiccional para que deje de haber burbujas y que los chicos puedan ir todos los días a todas las escuelas”, agregaron.

Por otro lado, y para tener más información al respecto, los padres también solicitaron que se publiquen los datos de contagios que hay en las escuelas de Saladillo, datos que, afirman, las inspectoras tienen a la mano por una medida que creo un observatorio para seguir y cargar estos datos y otros relacionados con la pandemia en las escuelas.

Recordaron que en febrero fue la última vez que tuvieron contacto con una de las inspectoras de la Jefatura Distrital a una semana de empezar las clases, en la cual, afirmaron, “no se sabía cómo se iba a arrancar”. En dicha reunión, los padres solicitaron previsibilidad para saber cómo iba a continuar, pero pese a nuevas protestas tampoco tuvieron respuestas al respecto.

“Mucha gente tiene miedo porque no se informa que pasa con el Coronavirus y con los chicos en las escuelas. Necesitamos saber cómo es la situación, queremos que se cumplan con los protocolos. La evidencia muestra que los chicos no se contagian cuando hay protocolos, pero hay que aggionarlos”, dijeron.