Mucha actividad en los retenes de acceso a la ciudad

En una recorrida ayer por el retén de seguridad montado en la rotonda de Ruta 205 y Frocham, el delegado de Saladillo Norte, Federico Carletti, manifestó a nuestro medio que continúan sin complicaciones los controles de temperatura a quienes ingresan a la ciudad, entre los cuales hubo muchos proveedores que fueron retenidos ya que no pueden entrar.

Sobre los procedimientos, el funcionario comentó que en el caso de los viajantes que transportan alimentos en frío se les toman los datos y miden la temperatura antes de ingresar a la ciudad, mientras que el resto de las mercaderías deben ser retiradas por los clientes en la colectora.

Por otro lado, Carletti comentó que nota satisfacción en los vecinos del barrio 31 de Julio con la apertura e instalación de un control en la avenida Moreno, el cual les permite un acceso más rápido a la zona céntrica de la ciudad y al barrio mismo. Pero también señaló que representa un alivio para el retén de la avenida Frocham, bastante cargada en distintos horarios.

El dirigente radical Fernando Arrospide, voluntario en el retén de Frocham, comentó que en efecto ese es un punto estratégico por ser la primera entrada a la ciudad e insistió en que los vecinos tengan conciencia social y cumplan con el aislamiento, además de decir la verdad sobre los lugares a los que concurran.

Por otro lado señaló que mantienen reuniones con el intendente Salomón y el gabinete a fin de coordinar acciones e informar sobre las novedades que en el contexto de la pandemia se desarrollan. Asimismo contó que con la llegada del inverno la labor en los controles se vuelve más difícil pero siguen sumando voluntarios a quienes agradeció por la colaboración.