“La pandemia fue un aprendizaje para todos, para ciudadanos y gobierno”

A modo de balance, la secretaria de Gobierno Municipal, Viviana Rodríguez, compartió con Radio LVA una reflexión sobre cómo se gestionó una pandemia que hizo que cada Estado pudiera afrontarla de la mejor manera que ha creído, y resaltó que a comparación del inicio de la emergencia sanitaria “hay mucha más conciencia, sobre todo en los jóvenes”.
Asimismo destacó que el intendente José Luis Salomón dispuso una forma de trabajo en la cual todas y cada una de las decisiones se toman por consenso, buscando ser lo más respetuosos posible con la cantidad de personas contagiadas y lo que el sistema de Salud pide.
“Empezamos de una forma muy compleja, con logros difíciles en la concientización de los protocolos y las reuniones sociales, las fiesta privadas, la circulación en la vía pública. Creo que de a poco resultó en un aprendizaje”, dijo.
Más allá de los controles y acciones emprendidas por la Policía y el área de Seguridad de la Municipalidad, añadió, el hecho de afrontar una pandemia que nadie afrontó resultó en un aprendizaje constante tanto para los ciudadanos como para los gobernantes. También resaltó el esfuerzo del sector comercial de sobrellevar las distintas medidas que se implementaron para evitar los contagios.
“Hubo un cambio social muy importante. Costó que las personas cumplan los protocolos con una realidad totalmente distinta y donde siempre hay un vecino al que llamarle la atención o infraccionar pero no en la cantidad que hemos tenido el año pasado en estas fechas”, señaló la funcionaria.
Asimismo criticó el actual sistema de fases al señalar que este no clarifica puntualmente el trabajo o los logros de las pequeñas ciudades del interior de la Provincia, que tuvo como consecuencia la suspensión de las clases presenciales.
Por otro lado, y tomando de ejemplo lo ocurrido en los festejos por el triunfo argentino en la Copa América, Rodríguez remarcó que fueron contadas las ocasiones en las que la comunidad se expresó masivamente en casos puntuales y rompiendo los protocolos, una pérdida de conciencia que, dijo, tiene sus consecuencias.