La etica del aislamiento social

Existen en nuestra ciudad “colaboradores del virus”(Covid-19) que aprovechan la incertidumbre social para mostrar que no tienen en claro el termino “conciencia” en estos tiempos.

En la ciudad de Saladillo, a pesar de su cantidad de habitantes y el Decreto Nacional de aislamiento social preventivo y obligatorio, se dio a luz el primer caso de Covid-19 en una señora mayor de 94 años.

Esta pandemia nos ha tomado de imprevisto a nivel país y a nivel local, por eso se procedió a declarar la cuarentena obligatoria .Esta obligatoriedad es una responsabilidad social que debemos enfrentar todos unidos. Pero a pesar de estas afirmaciones decretadas y difundidas por el gobierno y medios de comunicación, existen aquellos que afrontan este aislamiento de forma correcta y aquellos que  corrompen las reglas “burlándose” del sistema.

Parte de la sociedad logra estar en casa con la familia, reafirman la convivencia, reconstruyen viejas costumbres como las charlas en la mesa y momentos comunes que por estaban perdidos y olvidados en algún rincón. Para algunos es una comodidad sentirse en casa, ya que mantienen tranquilidad y se relajan de las rutinas de su vida cotidiana.

Luego, algunos presentan una gran incertidumbre al no saber que va a suceder, al sentir que no pueden ayudar en algunas actividades, el sentir temor ante un enemigo que no podemos ver, que nos acecha fuera de nuestros hogares y que lamentablemente tiene a sus cómplices silenciosos que no colaboran incumpliendo con las pautas marcadas  de la cuarentena. Eso y mucho más hacen sentir mucha tristeza y muestra la decadencia de ética social y la moral ciudadana.

Los antes mencionados “colaboradores del virus” que evaden esta cuarentena teniendo acciones totalmente irrelevantes con sus semejantes (familiares, amigos, conocidos y parejas) nos muestran su pensamiento individualista en una circunstancia en donde los valores de ética ciudadana deben ser primero, porque no solo es proteger a tus seres queridos, sino que también a la sociedad en general.

Invito a que todos tomemos conciencia sobre el correcto desarrollo de el  aislamiento, especialmente jóvenes que poseen capacidades para difundir e influir en nuestros allegados adultos y adultos mayores (los más vulnerables al virus).No hay que olvidarse, que ante aquellos que incumplan innecesariamente o en estos momentos estén pensando en no cumplir el confinamiento, se debe actuar con responsabilidad y colaborar con las autoridades  y la causa , ya que como todos los que están cumpliendo correctamente el gran objetivo de quedarse en casa , cada uno desea salir a pasear, a relacionarse con otras personas, juntarse con familiares, amigos y conocidos o existen algunos que tienden a la desesperación de el encierro. Por eso, todos los jóvenes debemos comprender que la salud de todos es primero, que nosotros debemos dar el ejemplo en este momento crítico que estamos atravesando, que nuestros recursos tecnológicos nos van a permitir mantener la socialización y que todos unidos vamos a lograr evitar que este virus avance.