“Estamos en una fase que los saladillenses nos merecemos”

El intendente José Luis Salomón destacó el esfuerzo que hizo la comunidad de Saladillo para poder llegar a la Fase 5 del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, pero pidió a los ciudadanos mantener los cuidados para no tirar por la borda todo lo logrado.

El mandatario señaló que esta nueva etapa no es producto de la casualidad sino el fruto del gran esfuerzo y la responsabilidad de mucha gente que hizo lo posible para que suceda, desde los controles hasta la asistencia sanitaria y la atención a las necesidades básicas de los vecinos, pero también en los cuidados tomados por los vecinos al salir a correr, comprar, recibir servicios o simplemente transitar por la calle.

“Hubo responsabilidades públicas, la gente se cuidó dentro y fuera de la casa. El 99% de la gente respondió bien y aceptó el desafío. Hoy estamos en una fase que los saladillenses nos merecemos pero también debemos entender que hay que cuidarla mucho y asumir esa responsabilidad”, dijo el mandatario.

Reiteró que las reuniones habilitadas solo son entre familiares, por ahora, y hasta 10 personas, dependiendo de las dimensiones del lugar de encuentro. Destacó que esto ya era necesario porque hay personas que hace más de 100 días que no ven a sus familiares, pero la habilitación no se debe usar para “tomar mate” sino para encontrarse y seguir cuidándose.

Asimismo se habilitaron la concurrencia a bares y restaurantes hasta la 1 de la mañana, siempre con los cuidados debidos y solo entre familiares; también las actividades culturales, emisión de shows vía streaming y talleres con personas mayores de 16 años; bibliotecas con turno online; y trabajos internos en el Museo Saladillo todos los días de 7 a 21 horas.

Por otro lado, Salomón aclaró que en el caso de las actividades deportivas continúan su desenvolvimiento con los protocolos de rigor, pero bajaron la edad permitida de 18 a 16 años con horario de 7 a 21 todos los días, salvo centros de entrenamientos y gimnasios cuyo horario es de lunes a sábados de 7 a 21.

Salomón no le cerró la puerta a ampliar las reuniones a los amigos cercanos, aunque recalcó que no en esta etapa porque considera que “debemos ir por pasos”.

“Las aperturas siempre significan un riesgo. Hay gente que quiere que todo el mundo esté encerrado, pero hay que tener un sueldo y estar bien equilibrado para estar encerrado todo el tiempo, es muy difícil. También hay gente que no está preparada para pedir un bolsón porque nunca lo hizo, no quiere y sufre mucho. Ojala podamos volver a tener pronto una vida normal”, dijo.