Decisión crucial Freno al Gobierno: por unanimidad, la Corte aceptó el per saltum y analizará el caso de los jueces apartados por Cristina Kirchner

El máximo tribunal evaluará el pedido de Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli, quienes investigaron a la vicepresidenta y fueron desplazados.

En el marco de un acuerdo extraordinario y por unanimidad, la Corte Suprema de Justicia puso un freno a las intenciones del Gobierno y aceptó este martes tratar el recurso de per saltum presentado por los jueces federales Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli, para evitar su desplazamiento de la Cámara Federal porteña y el Tribunal Oral Federal 7, que juzgará el caso de los Cuadernos de las Coimas. Los tres habían sido trasladados a esos lugares, de los cuales el kirchnerismo los sacó con una movida iniciada en el Consejo de la Magistratura y consagrada en el Senado.

Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Elena Highton (que participó del acuerdo extraordinario de manera virtual) votaron en conjunto y Carlos Rosenkrantz con voto propio, todos a favor de admitir el «salto de instancia» reclamado por los jueces mientras la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal demoraba la respuesta a su amparo y el kirchnerismo avanzaba a toda marcha con su desplazamiento, que se concretó con un decreto presidencial y una orden de la Cámara Federal de Casación Penal. Ahora todas esas resoluciones quedan sin efecto, y los jueces volverán a sus lugares hasta que la misma Corte resuelva el fondo de su planteo.

«Se declara admisible el recurso extraordinario por salto de instancia, con efecto suspensivo de la decisión recurrida«, manifestaron los integrantes del máximo tribunal, que ordenaron al Consejo de la Magistratura «abstenerse de llevar adelante actos de ejecución de la resolución 183/2020 cuya validez se cuestiona». Bruglia, Bertuzzi y Castelli tienen una licencia de 30 días que vence el 6 de octubre, pero la misma Corte la extendería en las próximas horas.

Esa señal podría anticipar la velocidad con que el máximo tribunal tratará la cuestión de fondo: dónde terminarán trabajado los jueces. La sentencia de este martes apuró el trámite al máximo, decretando días y horas inhábiles para que el Consejo envíe todos los antecedentes de aquella resolución, la Cámara en lo Contencioso remita los papeles del amparo de los jueces tramitado en ese fuero, y el Procurador General de la Nación interino, Eduardo Casal, también dictamine qué cree  que debe hacerse con el reclamo. Cuando reciba estos documentos, ya podrá resolver.

En el acuerdo extraordinario, la Corte respondió por separado el planteo que elevó Castelli y el que impulsaron Bertuzzi y Bruglia.

En el voto conjunto de la sentencia respecto a los dos integrantes de la Cámara Federal porteña, Highton, Rosatti, Maqueda y Lorenzetti explicaron que aceptaban el per saltum porque «las circunstancias originarias se han modificado a la luz de acontecimientos sobrevinientes que implican pasos concretos destinados a obtener la inmediata ejecución de las medidas impugnadas, con el riesgo cierto de tornar ilusorio el derecho cuya tutela procuran los actores, privándolos de un acceso efectivo a justicia.» Es decir que el apuro del Senado, el presidente y la Casación por desplazar a los jueces justificó la intervención de la Corte antes de tiempo.

Fuente: Clarin