Avanza con buen ritmo el rodaje de “La Leyenda del Cóndor Ciego”

La productora Cinema Globo se encuentra trabajando en el paraje La Campana donde se está rodando la película “La Leyenda del Cóndor Ciego”, bajo la dirección de Norman Ruiz y Liliana Romero, con la participación de un gran elenco y equipo técnico, entre los cuales trabajan muchos saladillenses. El intendente José Luis Salomón, acompañado de funcionarios, visitó ayer la locación.
En dialogo con la prensa el actor protagonista Adrián Navarro comentó que conoce a Ruiz y su trabajo y por ello aceptó la idea de participar en este rodaje, y aseguró que este “es el cine que se viene” en referencia a la técnica de filmación aplicada en este caso, en donde se recreará en un estudio y en exteriores paisajes del norte argentino en la llanura saladillense mediante efectos visuales.
“Nosotros nos vamos a quedar con la boca abierta, incluso los que estamos acá. Hay mucha gente que se está iniciando y aprendiendo, es una gran oportunidad para ellos. Creo que nos vamos a quedar con la boca abierta cuando la veamos terminada”, dijo.
Agregó que ya tiene experiencia de participar en películas de época e históricas como ésta, ya que es el género que más le gusta por la sensación de vivir y recrear épocas del pasado.
“Acá hago de un súper gaucho. Con Norman siempre jugamos que el poncho de este gaucho es la capa del héroe”, contó entre risas. La película narra al estilo de un western criollo la historia y vicisitudes del jinete que salvó la cabeza del general Juan Galo de Lavalle de la persecución de las tropas federales, ambientada en la época de las guerras civiles argentinas.
Navarro admitió que preparar este personaje le llevó tiempo, estudiar historia y ponerse en contexto, con ayuda del actor Carlos Kaspar quien colabora en el rodaje junto a los actores.
Por su parte Ruiz destacó que con la utilización de la técnica de Chroma Key se construye los paisajes que se suman a un excelente trabajo de realización de decorado, donde destacan una vieja pulpería, una choza hecha de barro y un paisaje montañoso en escala. Asimismo la película requiere de un importante porcentaje de trabajo de postproducción con el fin de recrear a partir de unos pocos actores reales un gran ejército que protagoniza peleas épicas, caballos que caen, derrumbes, montañas y paisajes norteños. Pero para ello, remarcó Ruiz, requieren de una buena realización donde los actores deben estar vestidos con la ropa de aquella época y actuando con la impronta de mediados del siglo XIX.
“Este es el día seis de rodaje y estoy muy feliz, estamos teniendo unos encuadres y una fotografía donde nos estamos dando cuenta que tenemos una película que era más grande. No es una película de tanto presupuesto, pero hay gente que está confiando en el proyecto porque estamos haciendo un cine distinto”, dijo.
Y añadió: “No hago la película de gaucho tradicional, no es el gaucho típico. Son héroes, villanos, soldados, desertores. Este hombre está llevando la cabeza de Lavalle mientras La Mazorca lo está persiguiendo y mata gente a su paso. Es una película de aventuras que tiene un final épico”.
Por otro lado destacó el trabajo de todo el equipo que desempeña sus funciones en una especie de “burbuja cinematográfica” ya que se aplica en el rodaje un estricto protocolo de seguridad e higiene, donde todos están hisopados y al ingresar se les toma la temperatura y se higienizan en una cabina especial. También todos usan barbijo y alcohol en gel, y se delimitaron sectores para trabajar, almorzar y descansar.
“El cine da progreso a la comunidad por el abastecimiento, los recursos que se obtienen de la comunidad, la ocupación hotelera. Todos los que trabajamos acá dejamos hacer esta oportunidad de que los recursos queden en Saladillo”, dijo.
Por su parte el intendente José Luis Salomón agradeció a Ruiz la posibilidad de esta visita y celebró su iniciativa de poder filmar en Saladillo, algo que al principio parecía difícil pero que hoy es una realidad. Aseguró que el Municipio, a través de todas sus áreas, intentó estar cerca siempre para acompañar este emprendimiento que “dará vida a Saladillo en lo cultural”.