A 39 años de la gesta de Malvinas, homenajearon los veteranos y caídos

La Municipalidad de Saladillo conmemoró un nuevo aniversario de la Guerra de las Malvinas con un acto protocolar celebrado en la mañana de ayer en el Monumento a Malvinas de ruta 205 y Cabral. Allí acudieron veteranos, familiares, autoridades municipales, concejales y consejeros escolares, autoridades de instituciones locales y público en general.
La emoción comenzó inmediatamente cuando se entonaron las estrofas del Himno Nacional, interpretado por la Banda de Bomberos Voluntarios. Mientras que el cura párroco Alejandro Boudgouste dejo a los presentes una reflexión sobre estos acontecimientos de 1982 y elevó una oración en memoria de los fallecidos en el conflicto, tras el cual los presentes dejaron una ofrenda de laureles a los pies del monumento.
Abriendo los discursos la hija del veterano Marcelo Mengarelli, Faustina Mengarelli, mencionó que para los combatientes “la guerra no termina”, debido a que tras el conflicto siguen luchando contra los recuerdos, los miedos a la muerte, los ataques, el frío, y el hambre que experimentaron en tan dolorosa misión. Asimismo insistió en que todavía se les debe un justo reconocimiento del pueblo argentino, sobre todo para los muertos que quedaron en las islas y quienes no pudieron aguantar la carga y terminaron con sus vidas.
“Después de tantos años de lucha se mantienen de pie, erguidos y con la frente bien en alto, por su familia y su trabajo, por cada situación que tuvieron que soportar a lo largo de sus vidas. Son hombres de acero y de honor, ejemplos de vida”, afirmó.
Faustina añadió que Malvinas sigue doliendo no solo a los veteranos sino también a sus hijos, incluyéndose ella misma en esta afirmación. “Siento esta guerra como parte de mi vida y mi historia, porque soy argentina y las siento argentinas, y me duele verlas bajo otra bandera”, aseguró.


El intendente José Luis Salomón afirmó que Malvinas es una de las pocas cosas que realmente une a los argentinos, tanto en ese momento como ahora y por encima de todas las diferencias, y agregó que en efecto la democracia recuperada un año después de la guerra les debe a los veteranos y los caídos una justicia debida a sus acciones. “La democracia tiene que seguir construyendo el reconocimiento que ellos se merecen”, dijo.
Por otro lado agradeció que en Saladillo tenga la posibilidad de tener cinco combatientes de Malvinas, quienes no se cansan de “malvinizar” todos los días. “Todos ellos se merecen el reconocimiento y el honor de un pueblo que no olvida”, sentenció el mandatario.
Tras entonarse la Marcha de Malvinas, también ejecutada por la Banda de Bomberos, el acto tuvo un cierre cultural a cargo de los músicos Gabriel Méndez y Martín Jamut quienes regalaron a los presentes la canción “Héroes de Malvinas” de Ciro y Los Persas.