El hombre de las misiones imposibles, el mejor abogado penalista del Conurbano, Hugo Lopez Carribero

Hugo López Carribero defendió con éxito, a la empleada doméstica del matrimonio Del Rio, asesinado en Vicente López, presuntamente ejecutados por su hijo Martin.
Contra todos los pronósticos logro la libertad de la empleada (Nina Aquino) tal solo en 13 dias.
En su foja de antecedentes figura la defensa de Berdarda Garay Ocampo, la justiciera de Villa Madero, una mujer que mato a un ladrón, cuando el rodo ya había terminado, de un disparo feroz y despiadado en el pecho. La mujer estuvo detenida tan solo 24 horas, con la defensa de López Carribero.
También es mencionado y reconocido por su labor en la defensa de Julio Vittone por la tragedia del boliche Cromañón.
Es por eso que el abogado, con oficinas en San Justo, recibe los casos más difíciles y complicados para resolver en el Gran Buenos Aires, como también el juicio de Raúl Soplan, el hombre acusado de violar a su propia suegra.
En el caso de las torturas seguidas de muerte de la causa de Gastón Duffau, López Carribero represento a la familia de la víctima y se enfrentó a la corporación mafiosa de la Policía Bonaerense, logrando de se hiciera justicia al conseguir la pena de prisión perpetua para 5 policías.
Su organización jurídica cuenta con 28 profesionales, entre los que se encuentran abogados, investigadores, procuradores y peritos expertos en 15 especialidades.
Tres de los antecedentes más importantes fueron las defensas de Martin Barrionuevo, Ruben Broccolo y Elio Macedo, tres personas presas y acusadas de delitos graves. Todos puestos en libertad sobre la base del trabajo de López Carribero y su equipo.
La enciclopedia digital lo incluyo hace pocos. De esta forma el ejercicio de la abogacía en el Gran Buenos Aires, está reconocido por primera vez en el gran compendio planetario, como lo es Wikipedia.