Bromatología implementa plan sanitario en el Albergue Canino

La directora de Bromatología, Soledad Galíndez, se refirió en dialogo con nuestro medio sobre el plan sanitario que desarrollaron en el Albergue Canino con el fin de cuidar la salud y bienestar de los perros que allí están alojados.

La funcionaria indicó que alrededor de 200 perros están hoy alojados en el refugio, y para cuidarlos realizaron fumigaciones en todos los caniles contra la garrapata, en una tarea que lleva tiempo ya que primer deben vacunar a las mascotas contra los parásitos internos y luego se fumiga el predio y sus inmediaciones. Seguidamente, comentó, vuelven a vacunar a las mascotas para que queden inmunes.

“Hace años que tenemos erradicada la garrapata, pero todo es gracias al control sanitario que se lleva a cabo en el albergue a cargo del médico veterinario Emilio Castilla”, dijo.

Asimismo remarcó la labor que implica el cuidado de los animales, la mayoría de los cuales son dejados allí por sus familias y otros levantados de la calle, ya que se desconoce el estado en el que llegan y por eso la tarea sanitaria tiene por objetivo que ellos estén en buenas condiciones para que luego sean dados en adopción. De igual manera agradeció las donaciones de alimentos por parte de las firmas PetFood y Purina Nestle, con 1200 kilos por mes, lo cual representa un alivio económico para el Municipio. Aun así, detalló que los implementos y suministros de veterinaria son los más costosos.

En cuanto a la tenencia responsable en cuarentena, Galíndez comentó que tuvieron más reclamos de perros en la vía pública, más allá de que la mayoría de las familias al estar encerrados en sus casas. Muchas veces, dijo, se dan casos en que las perras están en celo y por más que estén dentro de la casa los perros tratan de salir a buscar a la perra rompiendo cadenas o evadiendo rejas. Por ello, reiteró que la castración es una manera de evitarlo, no solo por esto sino también porque así se evita que se reproduzcan más perritos y sean dejados en las calles.

Por otro lado, la directora comentó que superaron los 25 animales adoptados en el albergue durante la cuarentena, algo que desde Bromatología impulsan, y además con ello se incrementaron el número de castraciones, ya que la prioridad las tienen los perros adoptados del albergue.

“El albergue está abierto para que la gente pueda visitarlo, mirar los perros que allí tenemos. Nos encantaría que no tuviéramos ningún perro allí y que todos puedan estar con una familia que le proporcione el afecto que necesite. En el albergue no les falta nada y los cuidamos bien, y apostamos a la adopción responsable”, dijo. Quienes quieran adoptar un perro, dijo la funcionaria, solo deben acudir al albergue ubicado en el acceso Kirchner al lado de la Planta de Cloacas de 9 a 12 y de 14 a 17 horas.

Además de las medidas sanitarias, Galíndez añadió que también reforestaron el albergue y la zona de caniles, para darles sombra natural a los animales y mejorar su bienestar. Para ello el responsable del Vivero Municipal José Onís visitó el sitio y fue consultado sobre que especie será mejor plantar en los caniles a sabiendas de que los perros pueden rasguñar y orinar la planta.